Input your search keywords and press Enter.

EU: Masacres dan urgencia a más leyes de control de armas

Los eventos violentos en Colorado y Georgia están dando una nueva urgencia a los esfuerzos estatales para promulgar leyes de restricción de armas

SALT LAKE CITY, EU.

En menos de una semana, dos hombres de 21 años utilizaron un arma comprada legalmente en Estados Unidos para matar personas a tiros. Las masacres en Colorado y Georgia están dando una nueva urgencia a los esfuerzos estatales para promulgar leyes de restricción de armas.

Un hombre abrió fuego el lunes en un supermercado en Boulder, Colorado, con un arma que se asemeja a un fusil AR-15, matando a 10 personas antes de ser capturado. Compró la pistola Ruger AR-556 el 16 de marzo, el mismo día en que otro hombre de 21 años en el otro lado del país mató a ocho personas, seis de ellas mujeres de ascendencia asiática, en negocios de masajes en el área de Atlanta.

El presidente Joe Biden pidió acciones en materia de armas después de los dos tiroteos. Pero la legislación en el Congreso es compleja y han pasado más de dos décadas desde que se aprobaron las principales leyes federales de control de armas.

Eso significa que la legislación sobre armas más importante se ha dejado en manos de los estados, incluido Colorado, donde los legisladores han aprobado leyes en esta materia en los últimos años. Pero el sospechoso del tiroteo en el supermercado, Ahmad Al Aliwi Alissa, todavía podía comprar legalmente un arma de fuego y conservarla a pesar de las preocupaciones sobre su estado mental.

Eso ha llevado a llamados a una acción más firme por parte del estado, y los líderes demócratas están escuchando. Aún así, el apoyo a los derechos de armas es fuerte en partes de Colorado, mientras se argumenta que más restricciones no son la respuesta.

Colorado tiene una ley que requiere verificación de antecedentes en casi todas las ventas de armas. El sospechoso tenía una condena por agresión por un delito menor en la escuela secundaria, pero eso no le impidió comprar un arma en una tienda cerca de su casa en los suburbios de Denver porque la mayoría de los delitos menores no impiden que las personas compren armas de fuego legales.

El estado también tiene una llamada ley de bandera roja que permite a las familias pedirle a un juez que retire las armas de las personas que podrían ser peligrosas. La familia de Alissa estaba preocupada por su salud mental.

Pero la ley requiere evidencia de que una persona presenta un riesgo significativo en el futuro cercano. No está claro si alguien cercano a él estaba lo suficientemente preocupado como para comenzar el proceso judicial en los seis días entre la compra del arma y el tiroteo, pero las preocupaciones generales sobre el comportamiento de alguien no suelen ser suficientes para persuadir a un juez de que ordene que se retiren las armas, dijo Jacob Charles, director ejecutivo del Centro de Derecho de Armas de Fuego de la Universidad de Duke.

error: Contenido Protegido