Input your search keywords and press Enter.

Huracán Sally amenaza costas de EU en el Golfo

El Centro Nacional de Huracanes prevé que toque tierra mañana

Estados Unidos.

Lluvias torrenciales, oleaje fuerte e inundaciones repentinas golpearon el martes algunas regiones de la franja costera de Florida y de Alabama, mientras el huracán Sally se dirigía hacia tierra firme a un ritmo parsimonioso, amenazando con arrojar hasta 76 centímetros (30 pulgadas) de lluvia y con provocar peligrosas inundaciones.

El vórtice de la tormenta se ubicaba a 115 kilómetros (70 millas) al sur de Mobile, Alabama, y avanzaba con dirección norte a 3 km/h (2 mph). El Centro Nacional de Huracanes (NHC por sus siglas en inglés) prevé que toque tierra el miércoles.

Los vientos huracanados se extendían a 65 kilómetros (40 millas) del centro. La lluvia caía de lado y comenzaba a cubrir las carreteras de Pensacola, Florida, y Mobile, Alabama. Se ordenó un toque de queda en la ciudad costera de Gulf Shores, Alabama.

Más de 30 centímetros (1 pie) de lluvia ya habían caído en la costa para el martes por la noche, y el lento avance de Sally significaba que probablemente habría inundaciones prolongadas. Más de 60.000 hogares y negocios perdieron la electricidad en la costa de Alabama y en el oeste de Florida a medida que las condiciones se deterioraban.

“Para todos los efectos, un huracán que se mueve a 2 mph está estancado”, dijo Brian McNoldy, un investigador de huracanes de la Universidad de Miami. “Si no se mueven y se quedan ahí estancados, vas a recibir una cantidad ridícula de lluvia.”

Sally se fortaleció un poco el martes, con vientos sostenidos que alcanzaron 140 km/h (85 mph). Seguía siendo peligroso a pesar de que sus vientos bajaron considerablemente desde los 161 km/h (100 mph) que tenían el lunes. El NHC pronostica que Sally seguirá siendo un huracán de categoría 1 cuando llegue a la costa, y señaló que “es probable que se produzcan inundaciones repentinas históricas”.

Se pronosticaron lluvias de hasta 50 centímetros (20 pulgadas) cerca de la costa. También existía la amenaza de que la tormenta pudiera desatar tornados y arrojar hasta 76 centímetros (30 pulgadas) de lluvia en algunas partes desde la franja oeste de Florida hasta el sudeste del Mississippi. 

Stacy Stewart, especialista del NHC, advirtió que las inundaciones podrían ser mortales. 

“Esta va a ser una inundación histórica junto con la lluvia histórica”, dijo Stewart. “Si la gente vive cerca de ríos, pequeños arroyos y riachuelos, necesita evacuar e ir a otro lugar”.

Los meteorólogos advirtieron que Sally podría desencadenar inundaciones similares a las que el huracán Harvey provocó en 2017 en el área metropolitana de Houston.

error: Contenido Protegido