Input your search keywords and press Enter.

Habrá pocos arrestados en Portland

Al menos varios centenares de personas arrestadas en los últimos meses no enfrentarán juicios criminales, de acuerdo con estadísticas provistas por la fiscalía

PORTLAND, Oregon, EE.UU.

Las personas que han sido arrestadas desde finales de mayo en las protestas pacíficas que han sacudido Portland por más de 70 días no enfrentarán cargos.

La nueva política anunciada el martes reconoce la indignación y la frustración sobre una historia de injusticia racial que ha llevado a protestas sostenidas y a veces violentas en Portland, además de las realidades prácticas del sistema judicial, que tiene un retraso de más de dos meses en el procesamiento de causas debido al COVID-19, dijo el fiscal del condado Multnomah, Mike Schmidt.

Al menos varios centenares de personas arrestadas en los últimos meses no enfrentarán juicios criminales, de acuerdo con estadísticas provistas por la fiscalía.

“Los manifestantes están furiosos … y profundamente frustrados con lo que perciben como desigualdades estructurales en nuestra trama social básica. Y esa frustración puede escalar a niveles que violan la ley”, dijo Schmidt. “Esta política reconoce que siglos de tratamiento dispar de nuestras comunidades negra y morena han dejado heridas profundas y que el proceso de sanar no será fácil y rápido”.

El jefe de la policía de Portland, Chuck Lovell, que fue informado del cambio de política el viernes, dice que la misma no cambia la ley de Oregon y sigue considerando responsables a aquellos que cometen actos violentos o dañan propiedad intencionalmente.

“Cometer un delito es diferente que protestar”, dijo Lovell en una declaración. “Los arrestos que hacemos a menudo se producen luego de horas de daños a propiedades públicas e interrupción del tránsito público en las calles, robos de negocios pequeños, incendios, ataques a miembros de la comunidad y ataques contra policías”.

El alcalde Ted Wheeler, que es además el comisionado de la policía, no respondió a un pedido de declaraciones.

Las protestas han dominado las noticias en Portland por más de 70 días desde la muerte de George Floyd, un hombre negro que murió luego que un policía blanco le apoyó una rodilla en el cuello por casi ocho minutos. Luego de noches de agitación que se centraron cada vez más en una corte federal, el presidente Donald Trump envió a agentes federales a custodiar el edificio en julio.

La presencia de los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas y del Servicio Federal de Alguaciles buscaba apagar las manifestaciones, pero en lugar de ello dio mayor impulso al movimiento Black Lives Matter movement.

Los agentes federales comenzaron a replegarse el 31 de julio tras un acuerdo entre el Departamento de Seguridad Nacional y la gobernadora demócrata Kate Brown.

error: Contenido Protegido