Input your search keywords and press Enter.

No hay ´reversa´ con las aperturas; afirma gobernador de Texas Greg Abbott

“Será su decisión el salir o no y congregarse con otras personas, acudir a una tienda, o a otro lugar”, dijo el gobernador a los texanos.

Existen muchas camas de hospital disponibles para cualquier persona que se enferme del coronavirus, por lo que no hay una necesidad de dar marcha atrás

McAllen, Tx.

Pese a que el número de personas hospitalizadas por el nuevo coronavirus sigue aumentando en Texas, el gobernador Greg Abbott comentó que “no hay una verdadera necesidad de dar marcha atrás con las aperturas de negocios en el estado”.

Una de las razones, según dijo, “es porque tenemos muchas camas de hospital disponibles para cualquier persona que se enferme”.

Este viernes pasado, Texas reportó que el número de personas hospitalizadas que se ha confirmado que padecen el coronavirus se ha incrementado y ha llegado a un nuevo pico de 2 mil 166. Eso ocurrió después de tres días de tener récords la semana pasada –llegando a 2 mil 153 pacientes hospitalizados el miércoles– y un día en que esa cifra bajó a 2 mil 8. El sábado, el estado rompió otro récord y reportó 2 mil 242 pacientes hospitalizados.

Sin embargo, el promedio de nuevos casos confirmados del virus en un período de siete días también sigue ascendiendo. Llegó a un alto histórico con 1 mil 724 casos el viernes, sin contar con los registrados del sábado, domingo y lunes.

Cuando le preguntaron por los números de las pruebas positivas, Abbott comentó que “está preocupado pero no alarmado”. Hizo notar que se han hecho pruebas en todo el estado y que se incrementaron esas medidas en las prisiones y otras áreas de alto riesgo, lo cual está contribuyendo a impulsar más alto los números.

Sin embargo, a medida que continúa la reapertura de negocios a los restaurantes de Texas se les permitió operar a una capacidad del 75 por ciento, y casi todos los negocios pueden operar a una capacidad del 50 por ciento, Abbott y otros oficiales estatales han mantenido una cercana vigilancia sobre la situación en los hospitales de Texas.

El número de camas disponible es considerado como un dato clave para la habilidad que tiene el Estado para manejar una posible oleada de casos de coronavirus, y Abbott ha dicho que el índice de hospitalizaciones –que es la proporción de texanos infectados que requieren hospitalización– es un punto de referencia que él está monitoreando muy de cerca. 

Ese número ha tenido una tendencia lenta hacia la baja desde el mes de abril y fue de un poco más del 8 por ciento este viernes.

Y aunque el número de personas hospitalizadas debido al virus ha escalado, oficiales estatales y encargados de hospitales locales han expresado confianza en sus capacidades. 

El Estado ha reportado un total de 1 mil 502 camas disponibles en las unidades de Cuidados Intensivos y 5 mil 814 ventiladores disponibles. Hay más de 14 mil camas de hospital disponibles en todo Texas, de acuerdo a las cifras del Estado.

El Centro Médico de Texas en el Condado Harris, por ejemplo, reportó el jueves en su sitio en la web que tiene 207 pacientes de Covid-19 en la Unidad de Cuidados Intensivos. Calificó ese número –que es menos del 15 por ciento de su capacidad base y menos del 8 por ciento de su capacidad de sobrecarga, aunque no está tomando en cuenta las personas que están hospitalizadas por otras razones– como “no preocupantes”.

En el Sistema de Salud Harris, que incluye al Hospital Lyndon B. Johnson y el Hospital Ben Taub, un portavoz comentó en esta semana que ha habido un incremento en los casos, aunque por ahora mayormente “se han mantenido constantes”.

El viernes por la mañana, el Condado Dallas reportó más de 370 personas hospitalizadas por segundo día seguido. Anteriormente, los casos de personas hospitalizadas o bajo cuidados intensivos habían estado oscilando entre 300 y 350.

En San Antonio, oficiales de la Ciudad reportaron 122 pacientes de coronavirus hospitalizados hasta el jueves por la noche. Oficiales del Sistema de Salud Bautista, Atención Médica Metodista y el Hospital de la Universidad dieron a conocer en esta semana que no están preocupados acerca de sus niveles de capacidad.

En una entrevista por televisión que concedió a WOAI en San Antonio, Abbott reconoció un incremento en las hospitalizaciones en esa ciudad.

“Sin embargo, por cada persona que está en una cama de hospital, hay 10 camas disponibles para los demás”, dijo. “Así que, hay suficiente capacidad en los hospitales para poder lidiar con el Covid-19”.

David Lakey, ex oficial de Salud de alto rango del estado, describió el tono de Abbott como “apropiado”. Dijo que se necesita seguir vigilando muy de cerca los números, pero también mantenerlos en perspectiva y no reaccionar excesivamente.

“En este momento, nuestro punto de partida es mucho mejor que la mayoría de los demás estados”, agregó. “El número de casos por cada millón de personas en Texas es menos que la mitad del promedio del país. El número de muertes por cada millón de personas, por lo menos de acuerdo al promedio nacional, es cinco veces al que registra Texas”.

En una entrevista en la televisión, Abbott urgió a la gente para que siga tomando precauciones.

“Sin embargo, existe la necesidad de que cada uno de nuestros televidentes pueda asegurarse de que no se contagien de Covid-19”, dijo.

SI SE CONTAGIAN

Responsabiliza a las personas

“Será su decisión el salir o no y congregarse con otras personas, acudir a una tienda, o a otro lugar, si es que quieren hacerlo. Depende de cada persona de Texas que haga todo lo que pueda para no recibir o transmitir el Covid-19 mientras abrimos la economía. Ustedes son responsables de su propio control sobre si se contagian de esa enfermedad o no”.

Lakey hizo eco de esos comentarios, diciendo que si cada persona del público evita ir a lugares concurridos, se lava las manos y usa mascarillas, entonces el Gobierno y los negocios podrán proceder con la reapertura.

Abbott ha alentado el uso de mascarillas pero prohibió que las autoridades locales implementaran la orden de imponer multas por no usarlas.

“Si no hacemos esas cosas, entonces, en cierto momento vamos a tener que retroceder”, dijo Lakey.

error: Contenido Protegido