Input your search keywords and press Enter.

Las contradicciones y datos confusos de López-Gatell

A pesar de las conferencias de prensa nocturnas que ha implementado el Gobierno Federal para dar a conocer avances de la pandemia en México, la modificación de criterios para medir contagios, entre otras cosas, ha hecho que se vuelva complicado saber la realidad de la pandemia

Cd. de México.

A pesar de que el gobierno federal ha realizado, desde el 28 de febrero pasado, conferencias de prensa nocturnas dedicadas a informar sobre el Covid-19, cada vez se ha vuelto más complicado saber la realidad de la pandemia, porque los criterios para medir el número de contagios, por ejemplo, han sido modificados, lo que puede confundir a la sociedad, y a su vez generar que no se respete la Jornada Nacional de Sana Distancia.

Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, ha encabezado la mayoría de estas conferencias en las que se muestra el panorama mundial y nacional del coronavirus.

Entre los temas que han generado confusión se encuentran las estimaciones basadas en el modelo Centinela, las previsiones sobre el número de casos graves que habrá, incluso hay dudas de cuándo será el pico máximo de contagios.

El 8 de abril el funcionario explicó que con base en el modelo Centinela, en México se estimaban 26 mil casos de Covid-19, puesto que la epidemia era ocho veces mayor que los 3 mil casos y fracción que se habían diagnosticado hasta el momento. Para esa fecha se habían cumplido dos semanas de que se había implementado la Jornada Nacional de Sana Distancia y con ella, la fase 2.

Ante medios de comunicación, López–Gatell dijo que el modelo Centinela permitía reconocer cómo se comporta la epidemia en el país y cómo se tienen que tomar las decisiones de control y prevención.

“Al mismo tiempo, nos permite asumir la realidad como es y no como equívocamente se piensa que es, en el sentido de que sólo lo que se ve, existe. Nosotros estimamos 26 mil casos, lo reconocemos explícitamente, cualquier otro país puede tener solamente los casos observados, pero hay que corregir y multiplicarle por un número y en México la epidemia es ocho veces más de lo que se ve”, dijo.

En esa conferencia enfatizó que cada semana el factor por el que habría que multiplicar los casos cambiaría, debido a la vigilancia Centinela y al reporte de las 26 mil unidades de salud monitoras de enfermedad respiratoria, y que los jueves serían dedicados a explicar este tipo de modelo, pero esto no ocurrió. Ya en plena fase 3, con más de 20 mil casos confirmados de Covid-19, el funcionario fue cuestionado acerca de si este factor ya había cambiado, a lo que sólo respondió que en esta etapa de la epidemia el modelo Centinela ya no era el principal factor para conocer el comportamiento de la epidemia.

“El modelo Centinela no es el elemento principal en este momento para el objetivo de la fase 3, lo dijimos con antelación: ´Cuando entramos a fase 3, olvídense de la vigilancia Centinela, seguirá operando ahí en el fondo, pero ya no es procedente su uso como elemento principal de información para lo que interesa monitorear en la fase 3”. También lee: Pico de contagios en México no es hoy, será pasado mañana.

Agregó que la velocidad de ocurrencia de los casos es mucho mayor en esta fase, y que los tiempos en los que se procesan los datos del modelo centinela dependen de los cortes semanales de las 26 mil unidades monitoras, por lo que ya no resulta práctica esta medición

Otra confusión fue con respecto a la fecha en la que ocurrirá el pico máximo de la epidemia; la semana pasada, en la conferencia matutina, el subsecretario declaró que éste sería entre el 6 y 8 de mayo, lo que indicaba que “había luz al final del túnel”, porque después de esos días la tendencia de la epidemia debería decrecer, pero ayer en Palacio Nacional dijo que la curva epidémica se ha aplanado.

Si bien explicó que no significa que la curva sea plana en su totalidad, porque eso indicaría que no hay más casos, sino que el nivel de transmisión se ha alargado y por eso no ha habido un panorama catastrófico en el país. Decir a la sociedad que tal fecha será el pico máximo de Covid-19 en México y, posteriormente, armar que se aplanó la curva de transmisión podría provocar que los mexicanos relajen las medidas de sana distancia.

La polémica en torno al uso del cubrebocas también ha sido tema recurrente en las conferencias nocturnas, desde que se diagnosticó el primer caso de Covid-19 y horas después farmacias reportaron escasez de estos insumos de salud, el funcionario enfatizó que su uso no previene el nuevo coronavirus.

error: Contenido Protegido