Input your search keywords and press Enter.

Oleada de robos de mascarillas en hospitales por miedo al coronavirus

Centros hospitalarios de España se han visto afectados por la desaparición de material clínico pensado para enfrentarse a enfermedades infecciosas.

España.- El miedo al COVID-19 ha llevado al desabastecimiento de mascarillas en las farmacias y a desapariciones de este producto en algunos hospitales catalanes, además de solicitudes de pruebas para descartar contagios en el centro de referencia, el Hospital Clínic de Barcelona.

El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB), Jaume Padrós, así como un portavoz del Colegio de Enfermeros, Marc Forte, han advertido este viernes de la desaparición de mascarillas de algunos centros hospitalarios, lo que habría obligado a restringir su acceso a los profesionales sanitarios.

A través de Twitter, Padrós ha retuiteado el mensaje de una pediatra que trabaja con niños con cáncer en el hospital Vall d’Hebron en el que denuncia que el centro estaba racionando mascarillas porque habían “desaparecido” y están “bajo mínimos”.

“Esta mañana un quirófano de un importante hospital público ha estado a punto de parar su actividad porque habían desaparecido mascarillas“, ha denunciado Padrós, que ha aprovechado para pedir “actitudes responsables” al colectivo.

Por su parte, Forte, responsable del proyecto Enfermera Virtual, ha señalado en declaraciones a Efe que sus compañeros han tenido “constancia” de algunos casos de “desapariciones” que han motivado que las direcciones de algunos centros trasladen el material de su lugar habitual para restringir el acceso.

El enfermero lo ha achacado a que en el colectivo de trabajadores de salud, “como pasa con el resto de la sociedad”, también puede haber casos de desinformación y alarmismo.

Mientras la batalla por las mascarillas se libra, principalmente, en las redes sociales, el número de casos de coronavirus confirmados en Cataluña continúan siendo tres, dos mujeres y un hombre, que evolucionan favorablemente en el Clínic, donde están ingresados en habitaciones aisladas.

La mujer italiana de 36 años, que reside en Barcelona y que fue el primer caso oficial de coronavirus en Cataluña; el joven de 22 años y de Barcelona, y otra mujer, también de 22 años y de Tenerife, siguen en estado leve.

A las 52 personas que se encuentran aisladas en sus domicilios por haber estado en contacto estrecho (a menos de dos metros y de manera continuada) con el primer caso (38) y el segundo (14), se han añadido otras tres en las últimas horas, que están relacionadas con la mujer de Tenerife.

Todas estas personas están sanas, han recordado hoy desde el departamento de Salud de la Generalitat, y se les continúa vigilando la temperatura, por si presentaran síntomas de coronavirus.

Si bien el secretario de Salud Pública del departamento de Salud de Cataluña, Joan Guix, ha asegurado hoy que, “si no hay complicaciones, se atenderá desde su domicilio a las tres personas afectadas por coronavirus” en Cataluña, por el momento no se ha tomado esta decisión.

Otro efecto de la epidemia es que cada vez son más las personas que se presentan en el Clínic pidiendo que se les haga la prueba que confirme que no tienen coronavirus después de viajar a alguna región italiana, según ha podido constatar EFE.

La Agencia de Salud Pública de Cataluña recuerda que el 80 % de los casos de coronavirus son leves, que un 15 % son graves, y un 2 %, críticos.

Por su parte, la Sociedad Catalana de Digestología ha pedido hoy en un comunicado a las personas que padecen la enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa que sigan tomando su medicación, sin miedo a ser más vulnerables al coronavirus.

“Con los datos actuales, no tenemos evidencia de que el tratamiento inmunosupresor y/o biológico aumente el riesgo de infección o infección grave por coronavirus”, ha asegurado la citada sociedad en un comunicado.

Los digestólogos alertan de que suspender el tratamiento “pone al paciente en riesgo de progresión de la enfermedad y de complicaciones”.

En cuanto a investigación, un grupo de científicos de la Universidad Rovira i Virgili (URV) de Tarragona y la Universidad de Zaragoza han desarrollado un modelo matemático que permite predecir el riesgo de nuevos casos de contagio por coronavirus que existe en cada municipio de España.

Álex Arenas, miembro del grupo de investigación Alephsys Lab de la URV, ha asegurado a EFE que con la situación actual en España “el riesgo de contagio es bajo” y ha explicado que el mapa incluye solo el riesgo de infección en territorio español y no puede predecir la posibilidad de nuevos casos importados.

error: Contenido Protegido